Herkunft des Archivs

Aufzeichnungen und Archive gibt es, seit die Menschheit die Fähigkeit erworben hat, Informationen schriftlich festzuhalten, und haben die wichtige Funktion, das historische Gedächtnis zu bewahren. Die ältesten Aufzeichnungen gehen auf alte Zivilisationen zurück, als Geburtsregister, Eigentum, Gesetze, Geldsteuern, Schatzdokumente wie Volkszählungen und Kataster, Militärdokumente sowie offizielle und private Transaktionen geführt wurden, um die Durchführung von Regierungsgeschäften, Bildung zu erleichtern, Religion und die Zwecke jeder Familie.

Das Medium, in dem diese Informationen aufgezeichnet wurden, war von Gesellschaft zu Gesellschaft und von Epoche zu Epoche unterschiedlich, von den Tontafeln des assyrischen und babylonischen Reiches des dritten Jahrtausends bis zu den Holztafeln, die Griechenland erreichten, die Papyrusrollen aus Ägypten und das Pergament und Pergament aus dem mittelalterlichen Europa. Das Wachstum und die Entwicklung von Registern waren jedoch nicht überall auf der Welt einheitlich, da einige Gesellschaften bestimmte Fähigkeiten früher erwerben als andere.

Daher wurde die Fähigkeit, Aufzeichnungen und Archive zu führen, zuerst von den Gesellschaften erworben, die das Schreiben und Aufzeichnen lernten.


Verstehen Sie die Vergangenheit und bauen Sie die Zukunft

Al iniciar una investigación genealógica, es necesario recopilar la mayor cantidad de información a través de fuentes documentales u orales, y para una mejor comprensión de los hechos, es necesario saber qué tipo de documentación se ha producido en los últimos siglos, por qué motivos y qué estructura presenta actualmente.

El documento escrito es uno de los elementos materiales más naturales y básicos de la vida cotidiana, a menudo solicitado por las autoridades competentes en los distintos aspectos de la vida.

Estos archivos son vitales y más que necesarios para las personas, las organizaciones y la sociedad en general porque sin ellos no podríamos descubrir, estudiar y analizar las circunstancias y los acontecimientos en el enfoque histórico. Viviríamos sin ningún conocimiento de situaciones pasadas y todos deseamos estar informados. Es que los archivos son necesarios en la sociedad porque promueven el conocimiento y preservan nuestra memoria con el tiempo. 

En el contexto familiar, son de gran importancia ya que nos permite conocer la historia y descubrir las huellas de nuestros antepasados. 


Registros de Inmigración

Las listas de llegadas de pasajeros son algunas de las mejores fuentes para documentar la inmigración de un ancestro, y varían según el período de tiempo y el puerto de llegada. Algunos gobiernos mantuvieron listas de llegadas completas llamadas manifiestos de envío de manuscritos. Sin embargo, estos registros varían de un país a otro.

La introducción de los motores de vapor en los barcos, significó la ruptura de una vez por todas de las infranqueables barreras oceánicas, constituyendo una verdadera revolución en las comunicaciones de la época, y dando lugar a las más grandes corrientes migratorias humanas conocidas.


Registros Parroquiales & Otros Documentos

Los registros de nacimiento, bautismo, matrimonio y defunción son los componentes básicos para una mayor comprensión de los eventos y, a menudo, la evidencia documental más precisa. 

Los primeros registros parroquiales en Inglaterra se hicieron en papel, pero a partir de 1558 se utilizó pergamino y se suponía que los registros más antiguos se habían copiado, aunque muchos se han perdido. A partir de 1597 se tuvo que hacer una segunda copia y enviarla al obispo; estas transcripciones suelen estar en mejores condiciones y escritas de forma más legible. 


Siglo XX

Durante el siglo XX, muchos antepasados ​​completaron numerosos formularios, escribieron cartas y conservaron una asombrosa cantidad de documentos que confirmaban su existencia. Para conocer más sobre ellos, es necesario considerar los hechos esenciales de su vida a lo largo de los años y comprender que muchos de estos documentos mencionan el nombre de sus padres, e incluso su ciudad natal.


Siglo XIX


Siglo XVIII


Siglo XVII

Después de la separación de Inglaterra de la Iglesia Católica Romana durante el reinado de Enrique VIII (1491-1547) y su establecimiento de la Iglesia de Inglaterra, los protestantes de otras religiones, católicos, cuáqueros y judíos fueron considerados inconformistas.

Durante el siglo XVII puede haber lagunas en los registros debido a la Guerra Civil Inglesa (1642-1651), y más tarde a la Mancomunidad de Inglaterra (1649-1660), ya que los registros se guardaron u ocultaron de manera deficiente y algunos se perdieron. Los años siguientes se complicaron aún más por la Gran Peste (1665-1666) y se registraron muchas entradas de entierros en las parroquias. A su vez, el Gran Incendio de Londres de 1666 destruyó muchos de estos registros.

La disponibilidad de registros no conformistas de nacimientos, bautismos, matrimonios y muertes fue inconsistente, particularmente en los primeros años. No todas las congregaciones inconformistas mantuvieron registros y, cuando lo hicieron, no todos los registros sobrevivieron.

En ocasiones, los inconformistas se enfrentaban a la persecución y, por lo tanto, no querían pruebas de su participación en religiones disidentes. Esto también fue cierto para los católicos, quienes enfrentaron consecuencias particularmente severas antes de la aprobación de las Leyes de Ayuda Católica de fines del siglo XVIII.

En 1680, Carlos II de Inglaterra (1630-1685) aprobó una ley que requería que todos los cadáveres fueran enterrados en lana, para fortalecer la industria de la lana, y se requería una declaración jurada para jurar que al ser enterrado, el difunto sería enterrado en lana o se le impondría una multa de £ 5.


Siglo XVI

Desde el siglo XVI, las parroquias deben llevar un registro de bautismos, matrimonios y entierros como un libro en Inglaterra.

Gracias a los esfuerzos del ministro principal del rey Enrique VIII (1491-1547), se emitió un mandato para llevar registros parroquiales. Estas anotaciones se hicieron en papel, a veces en hojas sueltas, y el obispo en sus visitas tenía que asegurarse de que los nombres se ingresaran correctamente.

Estos registros se introdujeron en 1538, poco después de la separación formal de Roma en 1534, cuando Thomas Cromwell (1485-1540), primer conde de Essex y ministro principal de Enrique VIII (1491-1547), exigió que se mantuvieran en todas las parroquias de la iglesia.

Más tarde, en 1558, la reina Isabel I (1533-1603) aprobó otra ley que era un duplicado de la de su padre y muchos más registros comenzaron en esta fecha, pero son difíciles de leer porque están escritos en latín y, a menudo, son muy escasos.

En 1597, Isabel I (1533-1603) reafirmó la orden judicial de 1538 y agregó que los registros deberían estar hechos de pergamino en lugar de papel, y vale la pena señalar que muchos de estos registros sobrevivieron hasta el día de hoy, aunque algunos pueden haber desaparecido por guerras, negligencias y pérdidas por otras causas.


Edad Media / Siglo V-Siglo XV

En la época medieval no había registros parroquiales en Inglaterra y durante algunos años antes de la Reforma, en las casas monásticas más pequeñas, el párroco había desarrollado la costumbre de anotar en un álbum o en los márgenes de los libros de servicios, los nacimientos y defunciones de las principales familias locales.

La mayoría de las parroquias medievales de Inglaterra se establecieron a veces en 1200, pero no siempre, compartiendo límites con una mansión y construidas por los señores locales que las administraban.


Siglo XV

Rastrear la vida de nuestros antepasados ​​en la Edad Media no es una tarea fácil. Mucha gente vivió y murió sin dejar rastro de sí misma en los documentos oficiales, y no siempre hay coherencia en los registros medievales.

Vale la pena señalar que los cambios políticos y religiosos de la época significaron la destrucción de muchos registros. Sin embargo, en este punto debemos tener paciencia para ir más allá y descubrir nuevas conexiones en esta época fascinante.


Siglo XIV

En la Edad Media, los registros oficiales de la Iglesia y el Estado se llevaban en latín, lo que puede dificultar su lectura. Sin embargo, todas las áreas de la Inglaterra medieval tenían un dialecto diferente, que incluía amplias variaciones en su ortografía.

Durante este tiempo, se registraron transferencias de tierras, testamentos y casos que pasaron por los tribunales seculares o eclesiásticos de la Edad Media.


Siglo XIII

Hay una gran cantidad de registros no descubiertos de los siglos XIII al XV, y muchos de nuestros antepasados ​​incluso participaron en el sistema judicial como demandantes, acusados, testigos o jurados, por lo que los juicios son una fuente rica para encontrar nombres y escándalos familiares.

De la misma manera, muchos de ellos se encargaron de llevar registros para proteger sus derechos y posesiones.


Siglo XII

La línea principal es que Foster es una grafía contraída de 'Forester', un término que describe a un funcionario a cargo de un bosque.

En la Edad Media, los bosques casi siempre eran propiedad o estaban controlados por el señor de la mansión. Pero la gente no tenía reservas sobre colarse y agarrar leña, o cualquier otra cosa que estuviera disponible. Para mantener la caza furtiva al mínimo, el señor contrató a un hombre para que observara el bosque, a menudo llamado Forester.

Sir John Forester (1176-1120), quien fue registrado en The Pipe rolls o Great Rolls of the Pipe en 1183 del condado de Surrey, fue el primer portador registrado de esta época y fue honrado con el título de caballero.


Siglo XI

Se estima que solo unos 100 millones de personas vivían en la Tierra en el siglo XI. Si estudiamos la genealogía ascendente de una persona nacida a mediados del siglo XX, y tenemos en cuenta una media de 30 años por generación, debemos situar la generación 29 en el siglo XI.

En este período, el Domesday Book (1086) fue el registro principal de gran parte de Inglaterra y Gales y fue similar a los censos nacionales que se realizan en la actualidad. Uno de los principales propósitos del manuscrito era conocer quién poseía bienes inmuebles que pudieran pagar impuestos, por lo que el juicio de los tasadores fue decisivo, ya que lo que estaba registrado en el libro (las propiedades y su valor) era la ley, y no era posible apelar.

El libro fue escrito en latín y fue terminado en 1086 por orden del rey Guillermo I de Inglaterra (c. 1028-1087), que necesitaba información sobre el país que acababa de conquistar para gestionarlo mejor y contiene el primer censo realizado en Inglaterra hace más de 900 años.


Siglo X

Existe un linaje familiar de Foster que se ha rastreado cuidadosamente hasta 1066 veces y tiene una ascendencia que se remonta, según una investigación familiar, a un período temprano en Flandes (862-1795), un territorio histórico en los Países Bajos.

La historia registrada de la familia comienza con Anacher (790-837), el Gran Silvicultor de Flandes, que se casó con Marie Madinhevn (791-825) en el 810 d.C. en Francia, tuvo al menos un hijo y murió en el 837 d.C.

El apellido era originalmente Forrester y, según los hallazgos, el primer hombre con ese nombre en Inglaterra fue Richard Forester (c.1034-c.1084), cuya hermana, Mathilde (c.1031-1083), estaba casada con Guillermo el Conquistador (c.1028-1087).


Origen & Evolución del Periódico

Con el nacimiento del alfabeto, el ser humano comienza a escribir las primeras historias de la historia, y los griegos crean los grandes escritos y ensalzan el libro copiado en el siglo V a.C con los llamados papiros.

En el siglo III a.C, los romanos imitaron las obras griegas y se realizaron lecturas públicas, aumentando el tráfico de libros y escritos.

El periódico nació en la Antigua Roma como un medio para dar a conocer al pueblo los hechos y logros importantes del gobierno, y el primero en usarlo fue Julio César (c.100-44 a.C.), quien publicó solo hechos que favorecían sus intereses políticos.

Una publicación similar ocurrió en la antigua China, pero no se generalizó hasta el siglo XV, con la invención de la imprenta por Johannes Gutenberg (c.1400-1468) en Alemania. Para entonces, los periódicos eran folletos medio sensacionales de una sola hoja, conocidos como volantes, que se publicaban para un evento.

Durante el siglo XVII comenzaron a circular y el primero en imprimirse fue en Inglaterra, en 1665, Estados Unidos en 1690 y Canadá en 1752.

A finales del siglo XIX se hicieron más comunes y económicos.

Archivo Histórico de Recortes Periodísticos

Contar con un archivo es algo fundamental para quienes deseen reconstruir la historia. A través de cada documento encontramos huellas que pondrán de manifiesto el obrar y el saber de generaciones pasadas en su propio contexto social y cultural. 

En esta sección encontrará noticias de los principales medios de comunicación gráficos de la época con información relevante y artículos históricos.



Este sitio está desarrollado por Westcom, Ltd., y actualizado por Ezequiel Foster © 2019-2021.